La importancia de la luz en el dormitorio

La luz es muy importante a la hora de iluminar nuestro dormitorio, ya que es capaz de darle amplitud y alegrarnos la vida gracias a su capacidad de resaltar los ambientes más apagados del hogar. A pesar de que las habitaciones están pensadas para relajarse y dormir, nunca está de más apostar por una buena iluminación en esa zona de la casa. Apunta nuestros consejos para tener el cuarto luminoso sin realizar muchos esfuerzos.

 

1. El contrato de luz

La pregunta del millón es qué tarifa de luz contratar para ahorrar unos euros a final de mes. Para no equivocarte en este aspecto; es fundamental saber qué oferta se adapta a tus necesidades básicas gracias a las características de tu hogar y a tu rutina diaria. Por ello y antes de dar de alta la luz o de realizar un cambio de titular, utiliza un comparador de tarifas de luz que te indique qué oferta es mejor para ti.

Contratar un servicio eléctrico en un hogar no es una tarea sencilla puesto que, las comercializadoras cuentan con una oferta amplia pensada para todo tipo de clientes. Desde tarifas con discriminación horaria hasta precios fijos pasando por ofertas ecológicas o flexibles. Como puedes ver, iluminar tu casa ahorrando dinero no se presenta como un trámite fácil puesto que apostar por el mejor contrato de luz toma un poco de tiempo.

 

2. Tus prioridades

Tras elegir el plan eléctrico perfecto para toda la casa, ¡céntrate en tu cuarto! Lo primero que debes hacer es olvidarte de que esa estancia está pensada para dormir porque esa premisa no es cierta. En la habitación leemos, preparamos nuestra ropa, nos maquillamos, etcétera, unos hábitos que requieren de luz para hacerlos bien. ¿Cómo lograrlo?

- Luz natural. Si tienes la suerte de tener un dormitorio luminoso, no utilices cortinas muy gruesas que impidan el paso de la luz. En este sentido, evita también poner muebles o sillones en lugares estratégicos.

- Lámparas de techo y lamparillas de noche. Pero con bombillas de luz tenue puesto que el objetivo es iluminar el dormitorio con colores cálidos o neutros nunca con una luz halógena o incandescente.

- Evita los contrastes. Los apliques son muy útiles para iluminar ciertas partes de la habitación sin crear sombras. Ponlos sobre un cuadro, un espejo o en el cabecero.

- El armario. Aunque parezca mentira, este mueble tiene la clave de la iluminación del dormitorio. Usa espejos para reflejar la luz sin crear sombras ni dar oscuridad a la estancia.

 

3. Mejora tu estado de ánimo

Contar con una buena luz en el dormitorio es la base de levantarnos con buen pie y dormirnos felices aunque hayamos tenido un día de perros. La luz tiene un poder sobrenatural en este tema, tal y como te explican en este artículo de La Vanguardia, porque es capaz de robarnos una sonrisa. ¿Acaso no te pasa eso cuando sales a la calle y hay sol? Pues con una habitación luminosa ocurrirá exactamente lo mismo. Consigue llegar a tu casa, meterte en tu dormitorio, ponerte el pijama, irte a dormir y despertarte como si el día que acaba de empezar se proyecte como el mejor de tu vida.

snap
Aloha|Muebles juveniles
snap
Tribu Snap|Muebles juveniles
closet dos
Closet Dos|Armarios y vestidores

nox2
NOX2|Muebles de dormitorio
QNO
Q'NO|Muebles de salón
klach plus
Klach+|Muebles de salón